CERTIFICADO

Los maestros retratistas siguen un minucioso proceso para garantizar la máxima calidad en sus piezas y mantienen en sus creaciones el espíritu de los artistas del Renacimiento, no tan sólo en la técnica elegida sino en su carácter realista.